Entrevista a la Dra. Paula Cardellino

El diseño arquitectónico como herramienta del cambio educativo

El diseño arquitectónico como herramienta del cambio educativo

Doctora en Arquitectura y Urbanismo, Universidad del Bío-Bío, Chile y Master in Intelligent Buildings, University of Reading, Gran Bretaña. Paula Cardellino, Arquitecta. Docente investigadora, Facultad de Arquitectura, Universidad ORT Uruguay e investigadora nivel 1 del Sistema Nacional de Investigadores (SNI). La Dra. Cardellino es profesora titular de las materias: metodologías de la Investigación, tutora de Memoria Final de Carrera y del Seminario de Expresión Escrita de la carrera de Arquitectura.

¿Cómo fue el proceso de selección para obtener la beca?

Santander Universidades, a través de la Universidad ORT Uruguay, otorga una o dos becas al año a docentes y/o investigadores que quieran llevar a cabo investigaciones académicas en universidades fuera del Uruguay. Por lo general, esta beca permite a viajar a países de Iberoamérica, aunque en mi caso la investigación se llevó a cabo en el Reino Unido.

La beca que gané, Santander Universidades para Jóvenes Profesores e Investigadores, se instrumenta a través del otorgamiento de dinero a la universidad y es la institución quien decide a quién se lo concede. De esta forma, los decanos de las diferentes facultades están invitados a proponer el nombre del investigador que consideren merecedor de dicho premio.

En esta ocasión la propuesta fue realizada por el decano de la Facultad de Arquitectura, Arq. Gastón Boero, y fue la primera vez que este premio se le otorga a alguien de esta facultad.

¿Quién había ganado esta beca anteriormente?

Según tengo entendido, el año pasado la beca la ganó un docente de Biotecnología y en otras ocasiones, han sido docentes o investigadores de la Facultad de Ingeniería los que la han ganado. No tengo muy claro desde hace cuánto se otorga la beca, pero creo que hace bastante. Lo que es seguro es que es la primera vez que se le otorga a alguien de Facultad de Arquitectura.

La beca es un premio monetario para realizar una visita académica a una universidad en el contexto de un proyecto de investigación. Se otorgan 5.000 euros para cubrir los gastos de la estadía, traslado y viáticos, donde la duración del viaje no puede exceder los dos meses. La condición para el otorgamiento de la beca es que el trabajo de investigación que se realiza en la Universidad debe tener algún tipo de repercusión a nivel local.

¿Hay algún producto definido que tengas que entregar a Santander como finalización de la beca?

El vicerrector académico, Julio Fernández, solicita un informe de la actividad realizada durante los dos meses de permanencia, pero el Santander no pide nada específico. En mi caso, el producto de esta permanencia en Reino Unido fue un artículo científico. Es decir, el período de la visita lo dediqué a trabajar junto a mi colega inglesa en la estructuración y desarrollo del artículo con la idea de que ese fuera el producto final.

¿La selección de la universidad a visitar, fue por un vínculo anterior?

Sí, yo ya tenía vínculos académicos con la Dr. Pamela Woolner, Senior Lecturer de la School of Education, Communication and Language Sciences, Newcastle University. Ambas somos expertas en el estudio del vínculo entre educación y arquitectura. Esta visita fue una muy buena oportunidad para fortalecer nuestra relación de trabajo académico. Ella es esencialmente educadora y trabaja en la School of Education, entonces lo que me interesaba era mantener el vínculo con ella y con la institución para complementar mis conocimientos e intereses más arquitectónicos.

El vínculo con Pamela nace en 2016 cuando gano la beca “Movilidades” en el marco del llamado de Ciencias e Innovación de la Embajada Británica en Montevideo y la ANII. Esta fue una gran oportunidad para concretar un primer proyecto de cooperación con la Newcastle University.

En esta primera visita, de 3 semanas de duración, tuve la oportunidad de visitar varias escuelas y liceos de la región con el fin de recaudar datos e información pertinente. Además, pude dar los primeros pasos para una futura colaboración que fuera más prolongada y exhaustiva donde ya evaluábamos la posibilidad de escribir un artículo académico en conjunto sobre este ejemplo paradigmático.

La beca Santander me permitió, entonces, consolidar la investigación interdisciplinar propuesta y concretar la realización del artículo académico en conjunto con Pamela. En este artículo, buscamos reflexionar sobre el vínculo entre educación y diseño arquitectónico a través del análisis de una escuela primaria que visitamos durante mis sucesivas vistas, ubicada en un barrio carenciado del norte de Inglaterra, cuyo diseño arquitectónico y modelo de enseñanza y aprendizaje fueron pensados en conjunto y de forma muy exitosa.

Durante mi estadía, también, tuve la oportunidad de participar en el British Educational Research Associacion (BERA) Annual Conference, organizado por la University of Sussex en Brighton, una asociación de miembros comprometida con el avance del conocimiento de la educación. En esta conferencia presenté los resultados de mi investigación doctoral y mi investigación en la Universidad ORT Uruguay, básicamente planteando la necesidad del estudio del diseño del espacio físico y su impacto en la educación y los modos de aprendizaje.

Con respecto al objetivo del trabajo de investigación realizado en el Reino Unido ¿qué pudiste concluir?

Una de las conclusiones más importantes, y creo que más frustrantes, es que actualmente en Uruguay cuesta mucho cambiar…, cambiar las formas en que se educa a niños y jóvenes de hoy. En cierta forma, se mira con mala cara cuando alguien propone hacer un cambio en el esquema al que están acostumbrados los educadores a todo nivel.

Desde el punto de vista arquitectónico, el plantear que un aula no tiene por qué necesariamente ser rectangular, que todos los niños no tienen que sentarse en filas y que al último nadie lo escucha ni lo ve. Acá todavía no vemos la necesidad de tener que cambiar ese tipo de cosas, ya que se cree que tenemos problemas más profundos que atacar antes de eso.

En otras partes del mundo, también existen problemas en educación y existen escuelas carenciadas y sin embargo, se pueden plantear este tipo de problemáticas. En Reino Unido entre 2003 y 2012, aproximadamente, el gobierno otorgó mucho dinero para reconstruir buena parte de las escuelas primarias y secundarias del país, con el fin de reconstruirlas para que reflejaran una forma de educar diferente. En otras palabras, incentivar y motivar un aprendizaje innovador y transformar la forma en que se educa a través del diseño arquitectónico.

Es justamente sobre este tema que reflexionamos en el paper en el que trabajamos, analizar ¿hasta qué punto una escuela innovadora puede incentivar una educación diferente? y ¿hasta qué punto a veces eso se dificulta porque la maestra es súper tradicional? O porque los alumnos no están acostumbrados a los espacios abiertos e integrados, pero al menos se intenta, y en ocasiones con mucho éxito.

¿Y son bien recibidas sus propuestas en los institutos de educación pública?

Lo que sucede es que el director tiene mucha más autonomía que aquí, y tiene claro en su cabeza una idea de cómo se debería usar ese espacio en respuesta a su propuesta educativa. Entonces, antes de que la maestra comience a dar clases y a usar el salón como “pueda”, se la entrena en el uso del nuevo espacio y en la forma cómo ese espacio puede ser utilizado para respaldar una nueva forma de educar.

Entonces, por ejemplo, en la escuela primaria que visité, y sobre la cual reflexionamos en el artículo, en vez de que una maestra tenga 30 alumnos a su cargo, lo que hacen es que 2 maestras trabajen con 90 alumnos, pero donde el diseño espacial permite, por ejemplo, que un grupo reducido de niños con un problema determinado puedan trabajar en una zona más reducida y contenedora de su problemática y los otros estén en otro lugar donde solo se les indica lo que deben leer.

¿Por qué seleccionaste el Reino Unido sobre otros países con grandes avances en educación, como Finlandia?

Lo que pasa es que, lo que nosotros sabemos sobre Finlandia es que está haciendo bien las cosas por la evaluación de las pruebas PISA (Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes). Pero en realidad, cuando lees en profundidad como hicieron ese análisis, a los niños que están testeando los eligen. No podemos confiar ciegamente en lo que dice la evaluación PISA y nada más, ya que en ocasiones estas evaluaciones olvidan tomar en cuenta la cultura y realidad del país evaluado.

No creo que Finlandia sea el único país del que podemos aprender, a menudo sucede que su situación está más allá de lo que se puede aprender, están “demasiado” avanzados. Entonces, me parece que el caso de Inglaterra, para comparar con Uruguay es ideal ya que tiene aspectos de su realidad y ejemplos de cambio educativo que se pueden relacionar más directamente con la situación uruguaya y aprender de ello.

En otro orden de ideas, Australia es también un país a investigar. Los australianos tienen muchos departamentos a nivel de gobierno que incentivan lo que ellos llaman “ambientes de aprendizaje innovadores”, donde se encargan de testear diferentes formas de aprendizaje y cómo vincular la arquitectura con eso. En la Universidad de Melbourne, por ejemplo, el grupo LEaRN discute justamente eso, que el entorno construido tiene un impacto crítico en las experiencias educativas de docentes y alumnos, y que la investigación aplicada y el diseño de entornos de aprendizaje innovadores aportan beneficios a la comunidad. Dentro de este departamento hay varios colegas que están haciendo doctorados y post doctorados y que producen muchas publicaciones al respecto y debemos estar atentos a sus resultados.