Plaza Zabala

La Plaza Zabala: un lugar democrático y una obra para debatir

Plaza zabala
Fecha: 21/06/2019

Desde hace varias semanas, la Plaza Zabala, uno de los espacios públicos más antiguos y emblemáticos de la Ciudad Vieja de Montevideo, ha sido el centro de polémicas y protestas por la instalación de nuevo mobiliario urbano en la circunvalación que la rodea.

La Intendencia de Montevideo inició durante la primera semana del mes de mayo una intervención sobre la circunvalación Durango, que rodea la Plaza Zabala. El proyecto consiste en el cierre de uno de los canales de la vía y la incorporación de nuevos bancos y maceteros, además de la recuperación de veredas, pintura, mantenimiento y riego por un año.

La iniciativa es parte de un plan director de la Intendencia de Montevideo denominado “Ciudad Vieja a Escala Humana”. Su finalidad es disminuir el uso del automóvil dentro del barrio y que los antiguos espacios de circulación para vehículos sean transitados por peatones.

El inicio de la intervención coincide con el momento en que los vecinos de Ciudad Vieja se habían organizado para realizar varias denuncias sobre el mal estado de las instalaciones y la falta de iniciativas departamentales para la conservación de la plaza, que es Monumento Histórico Nacional. Esto ocasionó su reacción inmediata y el surgimiento del grupo “Amigos de la Plaza Zabala”, que desde entonces, han alzado su voz en diferentes oportunidades para reaccionar en contra de las acciones de la intendencia sobre este espacio urbano.

Las consecuencias sobre el patrimonio

Es importante destacar el valor histórico y urbano que tiene la Plaza Zabala en el proceso fundacional y de conformación de la ciudad. Este espacio fue inaugurado en 1890 y es obra del arquitecto, paisajista y botánico francés Édouard André. En tiempos coloniales, el lugar de la plaza estuvo ocupado por el fuerte de la ciudad amurallada, que fue residencia del gobernador y la casa ocasional del virrey cuando viajaba a Montevideo. En el interior del fuerte se encontraba el Patio de Armas, donde tuvieron lugar las fiestas de proclamación de los reyes Carlos IV y Fernando VII. A fines de 1978 durante la dictadura del coronel Lorenzo Latorre, el fuerte fue demolido y se construyó una plaza pública como homenaje a Zabala.

Una de las mayores preocupaciones de la asociación de vecinos y la comunidad en general, es el valor patrimonial de la plaza, Monumento Histórico Nacional desde 1975. La Comisión del Patrimonio Cultural de la Nación difundió el 15 de mayo, una comunicación en la que afirma haber sido consultada por la Dirección de Paseos Públicos de la Intendencia de Montevideo y haber rechazado las propuestas del ente municipal. 

“La Dirección de Paseos Públicos de la Intendencia de Montevideo compartió con la CPCN una serie de propuestas de equipamiento y pavimentación de ese singular espacio sin que alguno fuese aprobado. La Comisión del Patrimonio reafirmó la idea de que toda actuación en el área ocupada por la primera construcción colonial, realizada en lo que luego fue Montevideo, debía ser un vehículo de trasmisión de ese importante acontecimiento”.

La comunicación concluye afirmando que el equipamiento de descanso localizado en el perímetro de la plaza, no fue autorizado por la Comisión de Patrimonio.


Los vecinos y amigos de la plaza Zabala se pronuncian en su defensa

Los vecinos declaran que en otras oportunidades las acciones de la intendencia, con respecto a la Ciudad Vieja, han sido acertadas y pertinentes a las necesidades del barrio, pero en este caso no ha sido así. Denuncian que el mobiliario instalado no genera diálogo con la plaza, ni con los edificios circundantes. También manifiestan que el presupuesto debió ser invertido en obras para mejorar la plaza, que actualmente se encuentra en un franco estado de deterioro y que en los últimos años, las áreas de vegetación han sido mantenidas por los vecinos ante el silencio de la intendencia.

Desde el 24 de mayo, los vecinos hicieron una petición dirigida a Christian Di Candia, Intendente de Montevideo, para detener la intervención. Al día de hoy, la petición ha sido apoyada por 6.475 personas y sigue en aumento. Además, divulgaron a través de los medios de comunicación una carta en la que hacen un llamado a la Dirección de Desarrollo Urbano a detener el proyecto y a realizar una reunión para poder buscar una solución a la problemática.

La arquitecta Silvana Pissano, directora de Desarrollo Urbano de la Intendencia de Montevideo, respondió a la solicitud de reunión de la comunidad de vecinos de Ciudad Vieja con una carta, en la que el organismo se compromete a hacer una evaluación cualitativa y cuantitativa de las estaciones de descanso en un plazo de ocho a nueve meses, en los que invitan a los vecinos a evaluar la plaza. Un lapso de tiempo muy extenso para medir las consecuencias urbanas de la intervención, que ya en la actualidad ha generado problemas de tránsito de ambulancias y otro tipo de automóviles.

Las acciones necesarias

En una nueva misiva emitida el 3 de junio, la Asociación de Amigos de la Plaza Zabala reiteró las acciones que considera necesarias para el correcto funcionamiento del espacio de la plaza:

   -  El retiro inmediato del mobiliario de la Circunvalación Durango, ya que más allá de su diseño, va en contra de la plaza que es el lugar de encuentro por excelencia.
   -  Una nueva evaluación del proyecto por parte de la Comisión de Patrimonio, ya que no se hizo de manera correcta y clara.
   -  Reubicación del mobiliario instalado en diferentes espacios libres de la Ciudad Vieja, que representen potenciales lugares de encuentro, donde las piezas pueden tener un rol protagónico para los ciudadanos.

La asociación aprovechó la oportunidad para transmitir al organismo algunos puntos que pueden ir hacia el correcto mantenimiento y conservación de la plaza, tales como:

   -  La instalación de nuevos bancos en el interior de la plaza, con el diseño original, que permitan volver a tener 25 bancos y arreglar los que permanecen en el lugar.
   -  Recuperación de las luminarias.
   -  Mantenimiento y recuperación de las áreas verdes.
   -  Restablecimiento de la figura del guarda plaza fijo y permanente.
   -  Mantenimiento del área infantil y de ejercicio físico.
   -  Restauración y reparación del Monumento al Mariscal Bruno Mauricio de Zabala.
   -  Recuperación de la plaza y restitución de los bebederos del proyecto original.

Se espera la respuesta de los organismos encargados de la intendencia para poder conocer sus reacciones frente a estas opiniones.

La universidad y la plaza

Desde la Facultad de Arquitectura de la Universidad ORT Uruguay se ha seguido de cerca el proceso de intervención de la plaza y las acciones que ambos actores (vecinos e intendencia) han tenido sobre el desarrollo del lugar. En todo momento se hace necesario que las tareas acometidas en los espacios patrimoniales se desarrollen a partir de la preservación de la memoria histórica y colectiva de la ciudad.

Además, todo planteamiento o proyecto urbano parte de la idea de que los ciudadanos son los actores principales de la ciudad, por lo que se hace necesario un intercambio de opiniones entre los Amigos de la Plaza Zabala y la Intendencia de Montevideo. El objetivo es lograr una participación real y oportuna de los usuarios sobre las decisiones que se toman sobre el espacio.

En las aulas de la universidad se enseña que la calle es el espacio público por excelencia y que las plazas son los primeros espacios democráticos, por lo que, es necesario que los entes gubernamentales actúen hacia el mejoramiento de la ciudad y el establecimiento de estos principios.