Entrevista al Arq. Santiago Chaer

Montevideo desde otra Perspectiva

Montevideo desde otra Perspectiva
Fecha: 28/06/2019

“La búsqueda de mostrar mi ciudad con otros ojos”. Bajo esta consigna, el graduado de Arquitectura Santiago Chaer, presenta su proyecto personal fotográfico Montevideo desde otra Perspectiva. En esta iniciativa, el arquitecto compila fotografías de lugares anónimos de Montevideo y algunas otras ciudades del interior del país.

Su afición por la fotografía surgió de manera inesperada, en un viaje por Europa en el que visitó 68 ciudades durante casi 6 meses que le permitió conocer, explorar y reproducir a través de imágenes, el espíritu de las obras más emblemáticas de la arquitectura moderna y contemporánea.

El proyecto Montevideo desde otra Perspectiva inicia desde un viaje ¿podés contarnos un poco sobre tu travesía?

Este viaje fue el famoso "viaje de arquitectura" el cual pude realizar gracias a que una prima, que lo estaba haciendo, me alentó a visitarla. Lo que comenzó como una visita de un mes, terminó convirtiéndose en una travesía de 145 días, 68 ciudades y 22 países de Europa. A dos semanas de cumplir mi primer mes de viaje, las chicas que integraban la camioneta y mi prima, me abrieron las puertas a la posibilidad de continuar el viaje con ellas, por lo que agradecido hasta el día de hoy acepté. 

Este viaje es un viaje único, no solo por la cantidad de lugares que se visitan, sino por la modalidad que tiene de viajar en camioneta de un lado a otro pasando las noches en carpa, hostales, hoteles (aunque eran los menos) y ¡cómo olvidar las noches en la misma camioneta al costado de la ruta! Es un viaje que me brindó muchas experiencias de vida, me permitió conocer nuevas culturas, nuevos paisajes y la oportunidad de tener frente a mis ojos, aquella arquitectura que durante años había estado estudiando. Sin lugar a dudas, una experiencia increíble que marcó un antes y después en mi vida.

¿Cómo te decidiste a comenzar a fotografiar Uruguay? ¿Qué ciudades fotografiaste hasta ahora?

Al poco tiempo de haber vuelto —y manteniendo charlas con diferentes personas sobre las diferencias que tiene nuestro país con Europa— comencé a tener conciencia de la negatividad que solemos tener los Uruguayos sobre lo que nos pertenece. El hecho de haber estado lejos ese tiempo, me permitió valorar realmente lo que tenemos, nuestra cultura, nuestra gente y los espacios urbanos, que les aseguro que muchos sentirían envidia al visitarlos.

Así que ese fue el propulsor. Aquellos comentarios negativos me dieron la idea de comenzar a mostrar Montevideo desde otro punto de vista, con el fin de despertar curiosidad en los uruguayos y generar conciencia de lo que tenemos a la vuelta de la esquina y no lo estamos viendo. Hasta el momento, he fotografiado Punta del Este, Cabo Polonio, Minas y Montevideo (en su gran mayoría), pero mi intención es poco a poco ir visitando nuevas ciudades y balnearios. Me gusta pensar que el proyecto de "Montevideo desde otra perspectiva" es apenas el comienzo de un largo viaje por mi país.

Durante tu tránsito por Montevideo ¿cuáles son los lugares que más te sorprendieron?

Cada vez que salgo con mi cámara me termino sorprendiendo, siempre encuentro algo nuevo. Si tuviese que elegir uno creo que elegiría el Parque Rodó, no porque tenga algo más especial que el resto, sino porque es el lugar donde vivo. Gracias a estas salidas, me he sorprendido de todos los rincones y vistas que antes no había sido capaz de ver. Es superimportante visitar los mismos lugares a diferentes horas del día, ya que la luz te brinda perspectivas totalmente diferentes.

Imagina visitar la escollera Sarandí al medio día y luego volver al atardecer, con las nubes pintadas de naranja y violeta, teniendo al sol ocultándose detrás del cerro de Montevideo. Un mismo lugar te puede brindar muchos paisajes, es fundamental visitarlos en el momento justo.  

Desde tu visión como arquitecto ¿Ha cambiado la ciudad desde que iniciaste este proyecto?

Sin lugar a dudas. Una de las premisas que tengo al salir a fotografiar la ciudad es observar, detenerme en cada esquina y estar atento a lo que me rodea. Esta estrategia me ha permitido descubrir obras que nunca antes había visto. Cuando salimos a caminar solemos estar mirando el piso, el celular o charlando con alguien, pero pocas veces caminamos observando las puertas de las casas, los árboles, las personas o la forma en que la luz se proyecta sobre las fachadas.

Al mismo tiempo que observo, aprendo, hago conciencia de la implantación de las obras y cómo estas se vinculan con el espacio urbano y las personas que hacen uso de él. Al momento de sacar una foto, siempre intento pensar cómo la misma se podría mejorar, o qué es lo que quisiera que apareciera en ella. Tal vez esto pueda ser una persona andando en bicicleta, un auto en movimiento o un rayo de luz que ilumine esa fachada que se encuentra en sombra. Todos estos elementos dependerán de la implantación del proyecto y del vínculo con el espacio urbano, y estas cosas son las que me llevan a aprender sobre arquitectura.

¿Invitarías a estudiantes de arquitectura a hacerse aficionados a la fotografía?

¡Claro que sí! Son dos mundos artísticos que se complementan y retroalimentan. El aprender fotografía nos enseña a observar y esto es fundamental en nuestra profesión. Como nombré anteriormente, a medida que fotografiamos, vamos creando escenarios posibles en nuestra mente que comparamos con la realidad y por ende, aprendemos de los mismos para luego aplicar en nuestros proyectos.

La incidencia de la luz por ejemplo, es el factor más importante en la fotografía, ya que sin ella no existiría la imagen como tal. Sin luz, nuestra cámara solo lograría captar oscuridad, por lo que al momento de realizar una toma estaremos buscando un balance entre las luces y sombras de esa escena. Ahora imaginen esta necesidad de la fotografía llevada a la arquitectura y la importancia de diseñar espacios bien iluminados tanto natural, como artificialmente.

Considero que la fotografía no solo nos brinda la posibilidad de un mayor análisis estético, sino que también nos otorga herramientas que aportan para ser mejores arquitectos, nos ayuda a comprender mejor los espacios y su vivencia.

¿Cómo son las salidas fotográficas que organizás? ¿Quiénes pueden asistir?

Mensualmente invito por medio de Instagram a aquellos interesados en salir a fotografiar la ciudad, conocer nuevas personas y aprender un poco más sobre la materia. La idea principal es pasar un buen rato, intercambiar conocimientos y llevarnos a casa una linda experiencia. Si bien está enfocado a la fotografía, siempre aclaro que no es un requisito para participar. Ya han asistido varias personas que simplemente quieren ir a ver lo que hacemos, a tomar mate y en algunos casos, terminan ofreciéndose como modelos para las prácticas. En cada salida intento plantear diferentes temáticas y dinámicas fotográficas que nos ayuden a aprender y a trabajar en equipo.

Hoy en día contamos también con un grupo de WhatsApp, integrado por aquellos que se han sumado. Este espacio, un poco más personal que las redes sociales, nos permite intercambiar dudas que tengamos, fotos o cualquier tipo de información acorde al tema. La propuesta está abierta a todo público sin importar sus conocimientos fotográficos o edad. Contamos con un grupo muy heterogéneo en estos sentidos, lo cual considero muy valioso al momento de querer aprender.

Una nueva perspectiva de Montevideo. Entrevista realizada por el canal Teledoce al Arq. Santiago Chaer.