Novedades - Facultad de Arquitectura Universidad ORT Uruguay
Novedades

"Las miradas se las llevan los edificios, las ciudades o los interiores, no los grandes efectos especiales"

26/07/2021
Los graduados de la carrera de Arquitectura Andrés Angelero e Ignacio Sambarino, creadores de Arquinema Colectivo, disertan sobre el interés de la arquitectura y el diseño como escenario para el cine.
Arquinema colectivo -  Universidad ORT Uruguay

Arquinema Colectivo es una iniciativa de los arquitectos Andrés Angelero, graduado de la carrera de Arquitectura e Ignacio Sambarino, graduado y docente de la Cátedra de Historia y Teoría de la Arquitectura en la Universidad ORT Uruguay. El colectivo reúne los intereses de sus fundadores alrededor del cine y la arquitectura. Como lo han expresado en esta entrevista, desde la mirada de Arquinema Colectivo, tiene más valor el ojo del director de cine sobre los edificios, las ciudades y los interiores que los grandes efectos especiales.

Angelero y Sambarino dictan la electiva Arquitectura y Cine en la Facultad de Arquitectura y han organizado eventos de difusión del cine para los estudiantes de Arquitectura y Diseño de Interiores, como Cine en el Patio y Covideo-19. Recientemente, Arquinema Colectivo inició una colaboración con el sitio Ministerio del Diseño, en el que reseñan películas con contenido orientado a aficionados de la arquitectura y el diseño.

  • ¿Qué es Arquinema Colectivo?

Arquinema Colectivo es una manifestación cultural, artística y profesional. Un espacio de vinculación entre dos disciplinas: la arquitectura y el cine. El colectivo intenta abordar el vínculo y la retroalimentación entre las dos, junto con otras disciplinas satélites como el urbanismo, el interiorismo, la fotografía, el diseño, la música, la danza, entre tantas otras.

Para materializar todo esto que comentamos, consideramos que somos un espacio de reunión digital, una plataforma de consulta e investigación con contenido atemporal que intenta transmitir arquitectura desde otro lugar hacia propios y extraños del universo arquitectónico. De esa forma, desarrollamos una infinita ramificación de información cruzada que nos permita sumergirnos cada vez más en estas aguas todavía vírgenes.

En otras palabras, somos una suerte de servicio de streaming, pero sin pagar y sin tener la película a la mano. Se trata de buscar y encontrar lo que a uno más le guste. Eso sí, las miradas se las llevan los edificios, las ciudades y/o interiores, no los grandes efectos especiales.

  • ¿Cómo surgió la iniciativa?

La iniciativa surge desde una fusión entre profesión y afición. Este proceso casi orgánico nos llevó a comprender que la conjunción entre ambas materias y su análisis nos transportaba a un escenario inabarcable en el cual podíamos movernos. Encuentros en facultad y afinidades comunes nos hicieron pensar la arquitectura desde las imágenes en movimiento ¿Qué pasa con la arquitectura en el cine? ¿Por qué hay tanta, a la vez que tan poco mencionada, estudiada o analizada? ¿Qué edificios notables aparecen en cuál película?

La bibliografía es escasa. No obstante, no se trataba únicamente de leer un libro y morir ahí, sino de ejercitar el ojo y entender nuestra profesión desde otro lugar: iconografías, atmósferas y escenarios inmóviles de montaje. Para cualquier tipo de análisis hace falta estudio e investigación prácticamente inéditos. Esa es la inyección de adrenalina en nuestro interés.

Este cimiento nos movilizó a experimentar: creamos y dictamos una asignatura optativa de Arquitectura y Cine y realizamos el ciclo Cine en el Patio, ambas actividades en la Universidad ORT Uruguay. También elaboramos un cómic para USINA de Innovación Colectiva, en base a fotogramas de La ventana indiscreta, la película de Alfred Hitchcock. Un cúmulo de situaciones y experiencias que sirvieron como puente para que el baby boom pandémico diera a luz al Instagram de Arquinema Colectivo. Espacio que ya es de todas y de todos.

  • ¿Qué aporta el cine a los entusiastas y profesionales del diseño?

El cine es un romance que compartimos todos. En mayor o menor medida, todos tenemos una relación con el cine, independientemente de nuestros gustos o nuestra profesión.

Creemos en la experiencia cinematográfica como faro de entendimiento y comprensión de la arquitectura. Una sensación que se aproxima a la visita física a un edificio o interior que nos interpela, y nos advierte de elementos que no sería posible visualizar en una foto, un libro o una pintura. Uno puede especular y/o sacar conclusiones en una escena, con el simple hecho de detenerse a observar elementos tanto arquitectónicos como de diseño, ya que su simple presencia, está contando algo.

Hay componentes innatos de la arquitectura como la escala, que automáticamente nos posiciona en otro frente. También, cómo el espacio puede ser contemplado y definido gracias al movimiento. Desde estos aspectos se pueden trazar espacios y comprender toda una escena en términos de movimientos de cámara, ediciones, posicionamientos, etc.

Particularmente, lo que es una escenografía, un interior o locación, muchas veces aporta desde trama y desde el guion mismo. Genera un contexto no explícito para el observador, brindándole información sobre un personaje, su personalidad o de un espacio físico per se.

Con esto queremos decir que gracias a Michael Keaton en Birdman, los espacios del teatro ya son nuestros, o que nuestro living-comedor lo vemos reflejado en 25 Watts. La arquitectura y el diseño lo vemos desde otro lugar, casi con el grado de definición de Jeff en La ventana indiscreta de Hitchcock.

Da igual a lo que te dediques, el cine tiene un interminable banco de datos para lo que quieras. Solo es cuestión de ver y observar el cine desde una óptica lejana al entretenimiento.

  • ¿Cuáles son sus películas favoritas?

Esto es algo, que, desde la amplitud de la respuesta, resulta muy complicado de contestar. Hay muchísimas variantes que suman y restan a las películas como para ser consideradas favoritas. Siempre es más sencillo referirse a ello desde un director en particular. No obstante, hacemos el esfuerzo a sabiendas que nos quedaremos cortos.

 - La Naranja Mecánica – Stanley Kubrick
 - Zelig – Woody Allen
 - The Truman Show – Peter Weir
 - Vivir – AkiraKurosawa
 - Okuribito - YōjirōTakita
 - La Aventura - Michelangelo Antonioni
 - Amores Perros - Alejandro González Iñárritu
 - This is England - Shane Meadows
 - Boyhood - Richard Linklater
 - Call Me by your Name - Luca Guadagnino

  • ¿Cómo comenzaron a interesarse por el cine y el contenido de las películas?

Antes que nada, nos manifestamos fervientes hinchas del cine en la sala. No descalificamos las películas en otros formatos, pero somos militantes de la idea que una película debe ser mirada en una sala de cine para su real y genuina comprensión. Nada igualará esa experiencia visual y sonora. Es ahí donde todo comenzó.

El simple hecho de entrar en la sala de cine, oscura e infinita, nos posiciona automáticamente en un rol secundario. Cuando la pantalla se enciende, el vínculo con esta se vuelve simbiótico y no hay más que dejar la mente en blanco y recibir cada uno de los estímulos. La relación con la sala es el germen de todo esto. Somos de la generación que experimentó el avasallante cambio de la industria del cine. De la sala al VHS, DVD, MicroDVD, Ares, eMule, pendrive y el volcán en permanente erupción de los servicios de streaming.

En el comienzo, y como creemos que pasa con la mayoría de las aficiones, son influenciadas por algo o por alguien. Quizás un familiar, un amigo, un encuentro casual o un diálogo aislado con una persona que ya no se recuerda. En la medida que uno comienza a ver cine en cantidad, se enciende esa capacidad de vislumbrar vínculos y parentescos entre películas que lo llevan a uno a querer informarse sobre directores, guionistas, premios, recursos, remakes y todo tipo de información que está detrás de la obra de arte, y que también resulta sustancial para comprenderla en su totalidad. Los porqués, por detrás del qué.

  • ¿Cómo les ayudó su formación en ORT para impulsar este interés por el cine?

Una vez, un crítico de cine nos dijo que el cine, la historia del cine, debería ser una materia, una asignatura más en los programas educativos, en primaria, secundaria y terciaria. Uno con el cine muchas veces es capaz de ilustrar y visualizar las cosas en un formato más seductor que las formas convencionales. Obviamente, siempre desde el punto de vista de apoyo y no como material principal.

En ORT, el cine como apoyo al estudio, no estuvo muy presente en nuestra época, salvo en algunas excepciones ilustradas por determinados profesores. En Teoría y Práctica de la Arquitectura, por ejemplo, tuvimos la posibilidad de comprender ciertas temáticas de la historiografía de la arquitectura visualizando filmes que potencian el entendimiento de las mismas. El Gabinete del Dr. Caligari, Metrópolis, El Manantial, El Vientre de un Arquitecto, Blade Runner, entre otras. Todas estas y más están al alcance del alumnado en la videoteca de ORT Centro, solo hace falta informar y fomentar.

Entender la arquitectura desde otra perspectiva, que siendo estudiante es difícil tenerla, nos permitió a partir de ahí trazar un camino que nos invitó a pensar la arquitectura desde el movimiento. Si te cierra El Vientre de un Arquitecto o El Manantial a temprana edad comenzando la carrera, lo que viene ya no es muy terrible.

  • ¿En qué consiste la colaboración que realizan con el portal Ministerio de Diseño?

Hace un tiempo que tenemos una relación de colegas e intereses compartidos con la arquitecta Gabriela Pallares. Ministerio de Diseño nos resulta de por sí interesante y es algo que seguimos y leemos. El interés por ambos contenidos fue mutuo, y luego de un fructífero ida y vuelta, le planteamos fusionarnos y trabajar en algo en conjunto.

De ahí nace una columna producida por Arquinema Colectivo en la plataforma Ministerio de Diseño. La idea principal es ampliar y diversificar el contenido generado en Instagram, que, marcado por el perfil de la red es un tanto más abstracto e instantáneo. Al MDD le sirve para diversificar contenido y por ende captar más lectores/seguidores, y a nosotros nos sirve para ejercitar el análisis de las relaciones entre arquitectura y cine en una constante práctica.

Vivimos en una época donde las redes sociales nos brindan la posibilidad de generar profundos lazos con espacios o plataformas de interés propio. Esta no es nuestra única colaboración. Esperando la apertura de las salas de cine, tenemos planeado un ciclo de cine y arquitectura. También, vamos a estar colaborando con Primer Plano Cine, una revista online con base en España, que, al ver nuestra cuenta, nos invitó a colaborar.

  •  ¿Pueden sugerir un listado de películas de los últimos 10 años para los estudiantes de Arquitectura y Diseño de Interiores de la Facultad de Arquitectura?

1. Medianeras (2011) - Gustavo Taretto

2. The Grand Hotel Budapest (2014) - Wes Anderson

3. El Rascacielos (2015) - Ben Wheatley

4. The House that Jack Built (2018) - Lars von Trier

5. La Favorita (2018) - Yorgos Lanthimos

6. Clímax (2018) - Gaspar Noé

7. Vivarium (2019) - Lorcan Finnegan

8. Parásitos (2019) - Bong Joon-ho

9. Alelí (2019) - Leticia Jorge

10. Mano de obra (2019) - David Zonana